Ryan Lawrence siempre había sido visto como un padre cariñoso con su hija, Maddox. Cuando comenzó su turno de repartir pasteles a las cafeterías de Syracuse, Nueva York, llevaba al niño pequeño con él. Y cuando ella necesitaba quimioterapia para una forma mortal de cáncer ocular, la llevaba a la ciudad de Nueva York junto con su esposa, Morgan, para obtener el mejor tratamiento posible. Sin embargo, un año después, admitió haber tomado la vida de su hijo en un asesinato espeluznante que ha sacudido a la comunidad local..

El 20 de febrero, Ryan dejó a Morgan en su trabajo en una tienda de ropa, según Syracuse.com. Se suponía que él la recogería después de que terminara su turno, pero nunca apareció. Una vez que Morgan llegó a casa, encontró el auto familiar en el camino de entrada, con las llaves adentro. También en el auto había una nota que, según la policía, indicaba que podría herir a Maddox oa sí mismo..

Ryan y Maddox fueron los sujetos de una Alerta Amber de varios días. Según la alerta, Maddox fue visto por última vez con una camisa blanca con cuello rosado y cachorros marrones, pantalones largos de color rosa, un abrigo azul con un interior rosado, zapatos de ante marrón y un sombrero de punto gris con pompones en la parte superior. La alerta estuvo en todas partes en el área durante días, en señales de carreteras y televisiones..

“Si estás escuchando, solo trae a Maddox a casa”, dijo Morgan entre lágrimas en una conferencia de prensa. “Maddox, te quiero, cariño. Ryan, por favor, solo llama. Sólo queremos saber que ambos están a salvo. Toda la familia los quiere a ambos en casa”.

Dos días más tarde, Ryan fue encontrado disfrazado y fue arrestado. Según Syracuse.com, Ryan admitió en una acusación que golpeó a Maddox con un bate de madera, luego puso su cuerpo en un pozo de fuego, quemó sus restos durante horas y luego ató lo que quedaba a un bloque de cemento y lo dejó caer en Onondaga Creek. . La policía finalmente encontró los restos en el arroyo y canceló la Alerta Ámbar.

Las motivaciones detrás del asesinato de Maddox son aún desconocidas, según el Noticias diarias de Nueva York. Algunos informes apuntan a que Maddox sufre una forma rara de cáncer de retina. El tratamiento de Maddox era costoso y consumía mucho tiempo, y ambos padres eran jóvenes, estaban estresados ​​y carecían de empleos bien remunerados. Habían iniciado una cuenta de GoFundMe para ayudar a pagar su atención.

De acuerdo con el fiscal de distrito del condado de Onondaga, Bill Fitzpatrick, las declaraciones de Ryan “aluden a casi una sensación de celos por la atención que este niño estaba recibiendo en oposición a la atención que estaba recibiendo”. Esta motivación nunca ha sido confirmada por Ryan o su equipo de defensa. La alerta Amber inicial notó que Ryan tenía un historial de problemas de salud mental y estaba “emocionalmente inestable”.

El jueves, Ryan se declaró culpable de asesinato en primer grado, y se espera que reciba una sentencia de 25 años a cadena perpetua como parte de un acuerdo de culpabilidad. Su sentencia comenzará el 7 de octubre. En el tribunal, estaba emocionado, las lágrimas corrían por su rostro. “Simplemente está devastado por lo que ha hecho, y si pudiera recuperarlo, en este punto ciertamente lo haría”, dijo a CNYCentral su abogado, Michael Vavoneese. “Era un padre obediente, cariñoso y amoroso en cada momento de la vida de Maddox hasta el momento en que ocurrió este incidente”, explicó a Time Warner Cable News..

La comunidad de Syracuse se ha reunido para recordar al bebé Maddox, y estableció un memorial cerca de donde se encontró su cuerpo. Había muchas flores, juguetes, peluches y velas, y el memorial duró tanto que la familia pidió a las personas que mudaran peluches y artículos de mayor edad que habían comenzado a agotarse. El 16 de septiembre, hubo un Paseo por los Niños Desaparecidos en honor de Maddox, y la policía hizo guardia sobre su memorial. Cuando los ciclistas pasaron por su sitio conmemorativo, rendieron tributo en silencio a la vida que pudo haber sido.